fiesta-rondeles-casarabonela-15
En la víspera de Santa Lucía la villa de Casarabonela vive la Fiesta de los Rondeles. Foto: La Razón

En Casarabonela, municipio enclavado en la Sierra de las Nieves de la provincia de Málaga, cada 12 de Diciembre, víspera de Santa Lucía, el fuego adquiere un protagonismo especial al iluminar el recorrido de una procesión singular que hunde sus raíces en las brumas del tiempo.

Los actos comienzan alrededor de las diez de la noche, con la bendición del fuego que ha de encender los capachos impregnados en aceite. Es entonces cuando el numeroso grupo de rondeler@s inicia una andadura, hasta la Iglesia de Santiago Apóstol, desde la pequeña plaza que se encuentra junto a la Ermita de la Veracruz.

La impresionante iluminación es fruto, en la oscuridad, de los capachos portados por calles estrechas y empinadas, herencia de lo que fue la ciudad islámica. La mezcla del fuego, humo de la combustión, el intenso olor a aceite y el sonido de las castañuelas moriscas contribuye a crear una atmósfera irreal en la que las llamas proyectan sombras fantasmagóricas sobre las fachadas de los edificios que jalonan el recorrido de esta singular procesión.

Esta faceta estética sirve para desarrollar las emociones individuales y colectivas porque hace que el individuo utilice todos sus sentidos y, a través de esa utilización, se integre de forma plena en la Fiesta, bien formando parte de la procesión o integrado en el numeroso público que asiste al evento.

fiesta-rondeles-casarabonela-3
La imagen de la Virgen de los Rondeles centro de esta noche de fuego. Foto: Lorenzo Carmelo / Yo Soy Mujer

Cerca de la medianoche el cortejo formado por l@s rondeler@s, la pastoral, la imagen y el numeroso grupo de asistentes culmina su recorrido junto a la que fue antigua mezquita mayor o mezquita del viernes, hoy Iglesia de Santiago. L@s rondeler@s aguardan junto a la puerta del templo hasta que la Virgen hace su entrada. Una salve en su honor cerrará los actos de carácter religioso. El caño que se encuentra detrás de la Parroquia, junto a la calle Castillo, es el destino final para el fuego que todavía consume el esparto empapado en aceite.

Finalizados los actos religiosos, los participantes se dirigen a la Plaza de Casarabonela, un espacio abierto fruto de la concepción urbanística propia de las ciudades del Renacimiento, donde los actos festivos de carácter lúdico que se prolongarán hasta altas horas de la madrugada.

Para combatir el frío no hay nada mejor que un buen fuego, verdadero protagonista del evento. Una buena taza de chocolate, rebanadas de pan con aceite y ajo -'los tostones'- y, sobre todo, los buñuelos de viento, el producto morisco por excelencia, harán las delicias de vecinos y visitantes que, reunidos junto a una enorme fogata, compartirán los momentos finales de una Fiesta que debe ser entendida como una experiencia única e irrepetible presidida por un espíritu de fraternidad y sincera amistad entre todos.

La Fiesta de los Rondeles que se inició el fin de semana anterior al 12 de Diciembre, finaliza el último domingo de Diciembre. Ese día, después de una solemne misa celebrada al mediodía en la Iglesia Santiago Apóstol, se efectúa la 'bajada' de la Virgen de los Rondeles a su sede en la Ermita de la Veracruz, por el mismo recorrido, pero en sentido contrario, del día 12.

fiesta-rondeles-casarabonela-1
Las calles estrechas y empinadas de Casarabonela se llenas de luz. Foto: Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla

Durante el trayecto de 'la bajada' va acompañada por la pastoral de adultos de la 'Asociación Amigos de los Rondeles', que son los encargados de organizar y mantener viva esta fiesta, y tres pastorales más integrantes del 'Certamen de Pastorales Antonio Martin', qué se celebra ese mismo día a las cinco de la tarde en la Iglesia Santiago Apóstol.

A continuación en la plaza de la Ermita todas las pastorales acompañantes, antes de su entrada en el templo hacen una ronda de villancicos en honor a la Divina Pastora. Posteriormente se celebra una comida de 'hermandad' en la sede de la Asociación Amigos de los Rondeles entre las pastorales asistentes.

Extraído de losrondeles.com

Origen de la Fiesta de los Rondeles de Casarabonela

Los orígenes de la fiesta se remontan a la antigüedad, donde se mezcla lo pagano con lo sacro, ritos que celebraban el solsticio de invierno, encendiendo fogatas para alimentar el sol, las fiestas saturnales de los romanos o las que se hacían en honor al dios Baco, ritos que festejan el advenimiento del día esperado en el que el disco solar comienza a acrecentar su presencia en los cielos.

Los cristianos los sacralizaron consagrando el día siguiente a Santa Lucía (luz), 'que acorta las noches y alarga los días'

Son muchas y muy variadas las teorías que intentan explicar este fenómeno. Lo que sí está fuera de toda duda es que, desde principios del siglo XVIII, el colectivo formado por los molineros de aceite llevaba en procesión sus capachos de esparto ardiendo en un sencillo acto de acción de gracias por la cosecha a la Divina Pastora. 

Después de la Guerra Civil, la fiesta no se celebró durante algunos años, siendo uno de los motivos el que, según alguno de sus detractores, tuviese un carácter más pagano que cristiano, por el hecho de que en la forma antigua de celebrarlo participasen mujeres que, como los hombres, también eran portadoras de rondeles.

La celebración resurgió nuevamente, aunque con modificaciones sustanciales en la década de 1970, que se crea la' Asociación Amigos de los Rondeles' para mantener viva la tradición, preparando, coordinando y organizando cada año la celebración. Algunos años más tarde, concretamente en 1999, la asociación y la corporación municipal llegaron a un acuerdo que posibilitó la restauración de la Ermita de la Veracruz, sede de la Virgen de la Pastora desde el año 2000.  

En el Archivo Municipal, existe un documento de María Andrades Reina, nacida en 1872, que describe la Fiesta de la Virgen de los Rondeles.

Ermita de La Veracruz

fiesta-rondeles-casarabonela-18
La ermita

La construcción corresponde a mediados del siglo XVIII. Tiene una sola nave, capilla mayor con bóveda semiesférica sin decorar y un interesante camarín relativamente bien conservado. Éste presenta planta cuadrada y bóveda semiesférica sobre pechinas, desarrollando una rica decoración de yeserías.

El exterior es muy original: su fachada de ladrillo está estructurada en tres cuerpos y tres calles; el acceso actual es dintelado, y se flanquea por arcos ciegos angulares, presenta en el segundo cuerpo tres arcos tribulados, también ciegos, y espadaña en el remate con el arco de medio punto coronado, de frontón triangular y remates laterales de cerámica.

Santa Lucía y la luz

fiesta-rondeles-casarabpnela-santa-lucia
13 de Diciembre onomástica de Santa Lucía

El nombre de esta mártir cristiana, muy celebrada en Suecia, está relacionado con la palabra latina 'lucem', que significa luz, y Lucía significa luminosa, llena de luz, motivo por el cual en algunos sitios se la representa con una lámpara de aceite encendida en la mano.

Desde la Edad Media es invocada como patrona de la vista, ya sea para curar enfermedades de los ojos o para curar la ceguera espiritual.

Fotografías

fiesta-rondeles-casarabonela-10
Noche de fuegos en la malagueña Casarabonela. Foto: Juan Gutiérrez

Programa de Actos - Año 2021

fiesta-rondeles-casarabonela-programa-2021