fiestas-san-isidro-madrid-12
La ciudad de Madrid vive activamente sus Fiestas Patronales de San Isidro. Foto: Carlos Rosicco

San Isidro Labrador nació en Madrid y, en su honor, la capital de España celebra sus Fiestas Patronales. El día de su festividad el acto principal está representado por la Romería que tiene lugar en torno a su Ermita situada en el paraje de la Pradera de San Isidro, junto al Río Manzanares.

En este lugar sostiene la tradición que, mediante su oración, las aguas de un pozo subieron para poder rescatar a su hijo que había caído en él. Se mantiene la costumbre de beber agua de este pozo. Dada la condición mozárabe del Santo, este Santuario tiene el privilegio para la celebración de la liturgia hispana.

En estos días festivos l@s madrileñ@s hacen gala de su principal seña de identidad: la hospitalidad, repartiéndose las celebraciones por los distintos barrios de la ciudad.

En estas Fiestas Patronales, en las que la ciudad de Madrid presenta su cara más festiva y acogedora, todo comienza con el tradicional y popular Pregón en la plaza de la Villa, para continuar, durante una semana con un programa de múltiples y variados actos para todos los públicos: conciertos, teatro, circo, baile, fiestas, muestras gastronómicas y sorpresas, algunos de ellos para reafirmar el sello de lo 'madrileño'.

fiestas-san-isidro-madrid-8
Foto: Tandem

También se celebran las tradicionales ceremonias religiosas en honor a San Isidro, como la bendición del agua de la Fuente y consagración al Santo, el Quinario en honor a San Isidro, la misa en la Colegiata de San Isidro, la Eucaristía en la Capilla de la Cuadra de San Isidro y la Misa de Romería en la Pradera.

Son más de un centenar los milagros que se atribuyen a San Isidro y siguiendo algunos hitos de  su vida se puede recorrer una parte de Madrid. Según se mencionaba en su época San Isidro poseía el don de encontrar fácilmente agua. De hecho las celebraciones de estas fiestas de mayo giran en torno a la relación que hay entre el agua y el Santo.

fiestas-san-isidro-madrid-22
San Isidro las fiestas más castizas de Madrid. Foto: madrid-destino.com

La romería tiene lugar en la Pradera de San Isidro y en las calles aledañas, donde el paseo que da a la ermita se llena de puestos con diversos elementos gastronómicos de la cocina madrileña. Es costumbre que los chulapos y chulapas beban el 'agua del santo' que brota en un manantial anexo a la Ermita de San Isidro. Esta tradición se mezcla con la de merendar rosquillas y limonada en las praderas de San Isidro (inmortalizadas por Goya en sus cuadros).

También es típico bailar un chotis vestido de chulapo y comprar las tradicionales rosquillas tontas y listas en los puestos de la feria.

fiestas-san-isidro-madrid-23
La Plaza Mayor uno de los escenarios en las Fiestas de San Isidro. Foto: Ayto. de Madrid

Si vas a pedir una limonada, tienes que saber que la madrileña lleva vino, limón, azúcar y fruta troceada (normalmente manzana). Mientras que, si vas a comprar rosquillas, puedes elegir entre las ‘tontas' (con huevo), las ‘listas’ (con huevo y recubiertas de azúcar glas), las de Santa Clara (con una capa de merengue blanco) y las francesas (con almendras).

De las propuestas gastronómicas de estas fechas, destacan el cocido madrileño, los callos a la madrileña, los codillos, la fritura de las gallinejas, entre otros platos.

Con su nombre se celebran en la Plaza de Toros de Las Ventas, desde el año 1947, uno de los festejos taurinos que más suenan en el mundo: la Feria de San Isidro.

San Isidro y Madrid

fiestas-san-isidro-madrid-9
Foto:Tandem

La difusión del culto a San Isidro tuvo mucho que ver con uno de nuestros madrileños más ilustres: Lope de Vega. En 1599, Fray Domingo de Mendoza le encargó una biografía en verso del patrón de Madrid, y el dramaturgo escribió 'Isidro. Poema Castellano', donde decía:

'Todo lo que escribo es auténtico: y cosas hay, que los que nacimos en esta villa, las sabemos en naciendo, sin que nadie nos las enseñe, y diga, que no es pequeño argumento de la santidad de este varón excelente. Y por mí mismo saco yo esta verdad, pues supe que la fuente de su ermita la hizo con su aguijada, y que araba en aquellos campos con los ángeles, sin otro maestro, que haber nacido en ellos'.

No voy a contradecir a Lope de Vega, de manera que también saco la misma verdad y, como él, venero al santo, por razones de paisanaje y por su espíritu llano y democrático. Me uno, pues, a una tradición popular que llega hasta nuestros días, en los que los madrileños siguen queriéndole a él como patrón y sumándose, con igual devoción, a las fiestas que en su honor organiza, cada año, el Ayuntamiento de la capital.

Según la leyenda, Isidro, un pocero y labrador de Madrid, con un solo golpe en la tierra con su azadón, hizo emanar agua del mismo suelo, abasteciendo a toda la ciudad de Madrid.

fiestas-san-isidro-madrid-3
Foto: El Sitio de Concha

Esta y otras muchas leyendas hicieron que ahora, San Isidro Labrador, sea el patrón de Madrid, y en su momento, que sirvieran en la Canonización a 'San Isidro' en el año 1622. La muerte de San Isidro, día 15 de Mayo de 1130, fijó la fecha que año tras año, los madrileños y todo aquel que visite Madrid estos días celebran las fiestas de San Isidro Labrador, en su honor.

Tras la visita a la ermita de San Isidro, a escasos metros del precioso Río Manzanares (un lugar perfecto para una escapada de fin de semana), y de beber agua del manantial de San Isidro, una tradición importante y al parecer buena para la salud, podemos degustar un buen cocido madrileño en la preciosa naturaleza del Prado de San Isidro.

Costumbres

fiestas-san-isidro-madrid-7
Foto: Tandem

Es costumbre ya desde el siglo XVI merendar en el césped de la pradera y aprovechar el agua de los manantiales cercanos. Los múltiples puestos en los alrededores vendían las tradicionales rosquillas del Santo. Entre las más famosas se encontraban las tontas (sin recubrimiento), las listas (con baño de azúcar), las de Santa Clara, las francesas y las populares de la 'Tía Javiera' y las de 'fuenlabrada', generalmente ensartadas en un bramante.4​Son igualmente tradicionales los 'torraos' y las garrapiñadas, las manzanas caramelizadas, los encurtidos, los escabeches. Igualmente era costumbre adquirir botijos (coloraos de Alcorcón, o los amarillos de Ocaña), pitos de cristal con flores de cristal (los denominados pitos del Santo).

fiestas-san-isidro-madrid-16
Foto: Tamorlan

Las bebidas habituales eran los 'chicos' de Valdepeñas (vasos de vino), la 'clara con limón' y la limonada. Ese ambiente fue recogido por Goya en 1788. Recuerda el escritor Benito Pérez Galdós en su obra 'Mayo y los Isidros' que era costumbre viajar a Madrid en esta celebración, de esta forma la capital se llenaba de extranjeros recorriendo las calles. La mejora de las comunicaciones hizo que numerosos habitantes de las afueras vinieran el 15 de mayo a las celebraciones, a estos visitantes foráneos se les denominó con el mote de 'Isidros'.​ La romería durante el siglo XX fue trasladada a la antigua dehesa de la Arganzuela y luego a la Casa de Campo, pero en 1941 se volvió a recuperar la tradición. Los que participan en esta fiesta religiosa hacen unos postres exóticos que les ponen en la boca al santo y esperan hasta que desaparezcan.

Wikipedia

La CASA DE SAN ISIDRO

fiestas-san-isidro-madrid-20
El Museo de San Isidro en la Plaza de San Andrés se encuentra en lugar en el que se hallaba el Palacio de los Lujanes levantado sobre la casa de Iván de Vargas. Foto: unserenotransitandolaciudad.com

Cuenta la tradición que en el solar donde actualmente se encuentra el 'Museo de San Isidro - Los orígenes de Madrid'  se hallaba la casa de Iván de Vargas, patrón de San Isidro, y que allí vivieron y murieron San Isidro y su esposa Santa María de la Cabeza en el siglo XII.

Los lugares de este Museo más estrechamente relacionados con San Isidro son la Capilla, dedicada a la Iconografía del Santo, la sacristía y el Pozo del milagro

- Pozo del milagro

fiestas-san-isidro-madrid-18-1
Pozo del milagro, en el Museo de San Isidro. Foto: Carlos Teixidor Cadenas

La apertura del Museo ha permitido recuperar la tradición de la visita al Pozo del Milagro (situado junto al patio), donde según cuenta la tradición San Isidro salvó a su hijo de morir ahogado al hacer subir las aguas hasta el brocal. En la reconstrucción se ha tratado de realzar este brocal, elemento original, convirtiéndolo en el punto central de la torre de la linterna construida en torno a él.

También ha hecho posible presentar las manifestaciones artísticas y las tradiciones relacionadas con el Santo, en un lugar que, formando un conjunto con la Capilla de San Isidro en la Iglesia de San Andrés y la cercana Capilla del Obispo, fue el foco histórico de su culto.

-La Capilla

fiestas-san-isidro-madrid-21
Capilla de la Cuadra de San Isidro. Foto: Real Congregación de San Isidro de Madrid

Fue construida a principios del siglo XVII sobre el lugar en el que, según la tradición, vivieron San Isidro y Santa María de la Cabeza, en dos pequeñas habitaciones pertenecientes al palacio de su patrón Iván de Vargas. La capilla fue posteriormente reformada en 1663 y después de nuevo entre 1783 y 1789, época de la que data su decoración actual.

Las pinturas murales, que cubren sus bóvedas, fueron realizadas por Zacarías González Velázquez, pintor madrileño perteneciente a una amplia familia de artistas, durante la última de las reformas citadas. El óvalo central representa la Apoteosis de San Isidro y en la bóveda de la nave aparecen dos ángeles que sostienen una corona de laurel, mientras otros dos presentan una filacteria con la inscripción 'Hic obdormivit in domino' ('Aquí se durmió en el Señor'), aludiendo a la tradición según la cual el santo murió en este preciso lugar.

Publicado en madrid.es

San Isidro en pintura

fiestas-san-isidro-madrid-6
La pradera de San Isidro. Año 1788. Francisco de Goya.

.

fiestas-san-isidro-madrid-17
'Las rosquillas del santo' en un óleo de Ángel Lizcano (hacia 1890).

.

Fotografías

fiestas-san-isidro-madrid-15
Foto: Javier Barbacho

Programa de actos - Año 2022

fiestas-san-isidro-madrid-10
Actos para todos los públicos. Foto: Tandem