feria-inmaculada-caballitos-elda-jesus-cruces
La Feria de Elda tiene su origen en 1466. Fotografía: Jesús Cruces

La festividad de la Inmaculada Concepción se convierte en el día central de la tradicional Feria, conocida con el nombre de los 'Caballitos', que tiene lugar en la ciudad alicantina de Elda.

Más de 150 puestos de venta de artesanía, regalos y juguetes, sin faltar los productos navideños, componen esta Feria que nos anuncia, y sirve de entrada, a la Navidad y al Año Nuevo.

Es tradicional que los pequeños y algunos grandes, coincidiendo con estas fechas, esperan ser 'feriados', lo que supone para los niños recibir un juguete de su familiares y los mayores algún detalle.

La feria se complementa con más de 40 atracciones feriales para el disfrute de los pequeños. Esta feria amplia su estancia hasta el domingo siguiente a la festividad de la Inmaculada.

La Asociación de Feriantes del Sureste de España, los días del último fin de semana de los 'Caballitos', celebran el Día del Niño en el que se puede disfrutar de las atracciones al 50% de su precio habitual.

Este evento ferial, organizado por la Concejalía de Comercio del Ayuntamiento de Elda, tiene su origen en el año 1466 por el derecho real otorgado por Juan II de Aragón a la entonces villa de Elda.

También el día 8 de diciembre, la parroquia eldense de la Inmaculada acoge una solemne eucaristía en honor a su imagen titular, con posterior procesión

También el día 8 de diciembre, la parroquia eldense de la Inmaculada acoge una solemne eucaristía en honor a su imagen titular, con posterior procesión que recorre las principales calles de la ciudad.

La tradicional procesión, que parte sobre las 12 del mediodía desde su templo, es arropada por decenas de personas y acompañada en su recorrido por cornetas y tambores, con la presencia de una amplia representación del Ayuntamiento así como de la Banda de Música Santa Cecilia de la ciudad que cierra el acto.

La imagen de la Inmaculada Concepción es portada por mujeres, así como por niños que ayudan a tirar del paso mediante cuerdas ante la atenta mirada de los ciudadanos. 

La Feria de Elda de Diciembre

feria-inmaculada-elda-5

Elda, en el primer tercio del siglo XV, era una pequeña población, que se dedicaba exclusivamente a la agricultura, como ocurría en la mayoría de las villas que eran regadas por el Vinalopó, pero parece ser que su economía era muy destacada, ya que en Ximen Pérez de Corella compró a Doña Violante de Biar los pueblos de Elda y Aspe el 20 de octubre de 1424.

Los datos más interesantes de esta Feria los aporta Lamberto Amat en su libro Elda donde nos dice que:

'Se expende en ella ropa y pañolería de paño, terciopelo, seda, lana, hilo, algodón para vestir, ferretería, herramientas, cordelería y otros útiles de labranza y oficios, así como correas para aparejos de caballerías y carros, no se hacen transacciones y negocios en grande escala, pero como concurren de todos los pueblos circunvecinos a curtirse, la venta al por menor es bastante considerable'.

feria-inmaculada-caballitos-elda-3

Esta Feria es de las más antiguas que se celebran, al paso que nunca ha habido en dichos pueblos inmediatos; y en el primer libro de los dos más viejos del Ayuntamiento, tantas veces mencionados, hay un testimonio librado del original, en lengua latina, por Gonzalo Fernández, notario de Elda de orden del señor conde don Juan Pérez Calvillo de Coloma, del cual resulta que el Rey, Don Juan II de Aragón, concedió el privilegio para que se celebrara la Feria de Elda el día primero de octubre de cada año a petición del conde de Concentaina, señor de la Baronía de Elda, don Juan Ruiz de Corella, según escrito dado en la villa de San Mateo el día 22 de mayo de 1466. Hace mención de todo lo dicho por la Reina de Castilla, Doña Juana, viuda de Felipe el Hermoso en un decreto expedido en Zaragoza el 30 de julio de 1516, revalidando el privilegio, alterando sólo el día de la celebración, que trasladada al mes de diciembre como hoy tiene lugar del 1 al 13. 

feria-inmaculada-caballitos-elda-4

Añade este documento que concede la referida gracia en memoria de los servicios prestados por su abuelo don Juan de Coloma siendo secretario de los reyes consortes Don Fernando V de Aragón y Doña Isabel I de Castilla. Era lógico que en aquellas fechas los productos que aparecían a la venta fueran los que demandaban las personas dentro un contexto social, por supuesto agrícola, y todo ello encaminado a cubrir unas necesidades básicas de las familias.

Continuando con lo escrito por Lamberto Amat (en este caso fue en el periódico alicantino El Graduador); donde nos refiere lo que se vendía en la Feria en 1887. Efectivamente existían las tiendas de ropa de todas las clases, artículos de ferretería, a las que podemos añadir:

'Écon una que otra de calzado, exquisitos turrones de Jijona y otros dulces, cascajos de garbanzo torrado, nueces, castañas, piñones, bellotas...'

feria-inmaculada-caballitos-elda-10

Como la mayoría de tradiciones tuvo sus altibajos, uno de ellos fue a principios de 1920 por razones que se desconocen con el alcalde don Francisco Alonso, una de las pocas personas que siempre procuraba mantener, no solamente la tradición correspondiente, sino intentar desarrollarla para que no se perdiera. Alberto Navarro publicó sobre este tema un acuerdo municipal del 15 de octubre de 1922 que dice:

'Éa propuesta de la presidencia y en vista de la escasísima importancia que hoy tiene la Feria tradicional y mercados semanales que se celebran es esta ciudad, se supriman para lo sucesivo, y que se remita certificación de este acuerdo a la Delegación de Hacienda de la provincia'.

Afortunadamente los feriantes volvieron todas las semanas y año tras año a instalarse durante estas fechas para intentar vender sus productos.

feria-inmaculada-caballitos-elda-2
Las atracciones protagonistas de esta Feria

En 1927 Maximiliano García Soriano escribía en el gran periódico semanal Idella sobre la Feria, donde nos demostraba que no solamente los eldenses, sino otras personas venidas de las poblaciones de la comarca, llenaban todo el recinto donde estaba ubicada esta tradición.

En la actualidad el número de personas que visitan esta Feria va aumentando paulatinamente y ello debido, entre otros factores, a que los más pequeños están pendientes de estas fechas para que sus respectivos padres o abuelos les acerquen a esta Feria, y que puedan disfrutar de las muchas atracciones que integran esta tradición. 

Por José Luís Bazán López es historiador de Elda. Publicado por el diario Información de Alicante

Fotografías

feria-inmaculada-elda-10
Lo coches de choque, un clásico en las ferias de atracciones

Promo

Programa de Actos

feria-inmaculada-elda-20
Es tradicional en este día 'feriarse'. Fotografía: Radio Elda

  • Próximamente