fiestas-fitero-virgen-barda-1
Procesión con la imagen de la Virgen de la Barda en Fitero

La Patrona de la villa de Fitero, en Navarra, es la Virgen de la Barda, en cuyo honor se celebra las Fiestas Mayores durante nueve días a partir del sábado posterior al 8 de Septiembre.

Antes de los festejos centrales tiene lugar la tradicional Novena a la Virgen de la Barda, en la que con gran fervor se cantan los gozos a la Virgen, cuyo estribillo más popular es 'Pues sois imán verdadero, oh Patrona de Fitero'.

La semana grande de Fitero comienza la víspera del domingo siguiente al día 8 de Septiembre, cuando el alcalde o el concejal delegado lanza el cohete anunciador, momentos después sale la corporación municipal a la calle y comienza el pasacalles amenizado por la banda de música, es en este momento cuando se produce el tradicional 'bolo', al intentar la corporación avanzar por las calles de la localidad y los jóvenes, entre bailes y saltos, tratar de impedirlo.

Para l@s fiteran@s sin lugar a dudas el día más importante, de los nueve que duran las fiestas, es el día de la Virgen, en el que el pueblo se viste de gala para recibirla y pasearla por las calles de la localidad.

Son cantidad los actos que se desarrollan durante las fiestas; actos y días dedicados a todos los públicos (el lunes día de la mujer, martes de los mayores, miércoles de los niños, jueves del deporte y viernes de la vega)..

En el programa de actos no puede faltar los tradicionales encierros y suelta de vaquillas, tiro al plato, pelota, fútbol, dianas, verbenas, toro de fuego... aunque quizás sean tres los actos más representativos, la cena de cazuelillas que se celebra el jueves, el Día de la Vega (comida popular en el barranco donde el ayuntamiento prepara un rancho para todo el pueblo) y los tradicionales pasacalles nocturnos.

Para despedir las fiestas se dispara la gran traca y sale el 'contrabolo'.

La leyenda del nombre de la Virgen de la Barda

fiestas-fitero-virgen-barda
La Virgen de la Barda

Manuel García Sesma también publicó, cuestionando la falta de rigor histórico de su autor, el presbítero Bonifacio García Morales, la leyenda acerca de que el título de Virgen de la Barda proviene de que, habiendo sido puesta la imagen en un lugar secreto, con motivo de las guerras que se hicieron mutuamente, en el segundo tercio del siglo XIV, los Reyes de Castilla, Navarra y Aragón, andando los años, una barda, de la que empezó a salir una luz fosfórica, vino a señalar milagrosamente el sitio en donde estaba oculta.

fiestas-virgen-barda-fitero-27
La música coral presente en la procesión de la Patrona de Fitero. Fotografía: Diario de Navarra

Yo no conocí esta versión sino una variante que cambiaba el motivo de las guerras fronterizas que asolaron el monasterio cisterciense de Fitero, desde mediados del siglo XII hasta 1512, incluyendo su incorporación y la de su castillo de Tudején al reino de Navarra, en 1374, por la de que, en un momento indeterminado pero no mucho después de que San Raimundo hubiera traído de Toledo la supuesta imagen de la Virgen de los Remedios, corrió el rumor de que los moros iban a regresar por aquí y que la iban a destruir.

fiestas-fitero-virgen-barda-9
Fotografía de los inicios del siglo XX de la imagen de la Virgen de la Barda

Así se unía ésta con la otra leyenda acerca de cómo llegó la imagen a Fitero, añadiendo que para evitar este desastre los monjes decidieron esconderla en el campo. Pasó el tiempo y como aquellos sarracenos no habían venido y los que ayudaron a esconder la imagen ya no se acordaban de dónde la habían enterrado, no hubo manera de encontrarla. Hasta que, por fin, alguien se percató de que había un bardal que daba moras y que no tenía espinas, de modo que cavando allí la encontraron y después repusieron a la Virgen de la Barda, ya así renombrada, en su altar así como conservaron el bardal en el Huerto de los Curas, actual Plaza de los Ábsides, para memoria de tan milagroso hallazgo y regocijo de los fiteranos.

fiestas-virgen-barda-fitero-24
Procesión de la Virgen de la Barda. Fotografía: Diario de Navarra

Ya a finales del siglo XIX, el fiterano Saturnino Sagasti Urriza, que había sido Secretario del Ayuntamiento de Fitero durante poco más de medio siglo, recogió estas leyendas y acerca de la del nombre de la Virgen de la Barda escribió que en el 1416 perdió Nuestra Señora el primitivo nombre a causa de que el pueblo principió a llamarla Nuestra Señora de la Barda, de resultas de haberse introducido una zarza del Olivar por una de las vidrieras de su altar, y como vulgarmente a la zarza se le llama barda, se ha quedado esta Divina Señora con el nombre de la Virgen de la Barda y se ha olvidado el de Nuestra Señora de los Remedios que era como los señores Reyes de Castilla, Navarra y demás personas la llamaban.

fiestas-fitero-virgen-barda-3
Saliendo la procesión de la Virgen de la Barda del templo municipal de Fitero

Supongo que lo hizo con la intención de arrojar algo de luz para aquellos fiteranos con algo de criterio e interesados por conocer su Historia pero basándose en hechos y sin necesidad de que los aderezaran con este tipo de contribuciones legendarias, como se había hecho hacía poco años, en el fantástico y conmovedor sermón que, el 10 de septiembre de 1882 y de buena fe, dictó el presbítero Bonifacio García, que según Ricardo Fernández Gracia, podría tratarse del que entonces era capellán del Hospital Militar de Pamplona, y que fue el que consolidó en la tradición popular estas míticas leyendas fiteranas.

fiestas-virgen-barda-fitero-26
La comparsa de Gigantes abre la procesión. Fotografía: Diario de Navarra

Aunque la explicación de Saturnino Sagasti parece más razonable y menos fantasiosa que la de la citada leyenda, tampoco parece tener base alguna pues en 1416 no existía pueblo alguno en Fitero, donde sólo vivían los monjes cistercienses, y aunque éstos albergaban en su Cortijo algunos seglares, cuesta creer que éstos tuvieran acceso al interior del templo y mucho menos a la capilla central de la girola, donde se supone que entonces estaba expuesta la imagen de la Virgen.

fiestas-fitero-virgen-barda-8
La imagen de la Virgen de la Barda en su capilla.

Quizá, si la propuesta de Saturnino Sagasti fue el origen del nombre de la actual Patrona de la Villa, cabría pensar que el bardal entró por la vidriera de la que fue la primera iglesia parroquial de Fitero, la actual capilla del Cristo de la Columna, donde antes que éste estuvo ubicada la imagen de la Virgen, desde principios del siglo XVII, y siendo esta capilla a la única que hasta la desamortización de 1835 tuvo acceso el pueblo de Fitero. Tal como recordaba Manuel García, citando los versos del cantar popular que databa de finales del siglo XIX y que dijo que le enseñó Juana Jiménez de Alfaro: En la iglesia de Fitero, entrando, a mano derecha, / hay un altar muy bonito, / con una hermosa Princesa.

Por Serafín Olcoz, publicado en noticiasdefitero.blogspot.com

Fotografías

fiestas-virgen-barda-fitero-25
La música presente en las Fiestas Patronales de Fitero: Fotografía: Diario de Navarra

Capilla de la Virgen de la Barda

Es del siglo XVIII fue edificada, en el Monasterio de Santa María la Real de Fitero, como panteón del abad del siglo XVII Plácido del Corral y Guzmán.

Consta de dos tramos, en el de la cabecera se eleva una cúpula con linterna. Estuvo ricamente adornada. En esta capilla se venera la Virgen de la Barda que es una talla de la Virgen de los Remedios de finales del siglo XIII que conserva algo de la original policromía.

La leyenda cuenta que en una ocasión creció una zarza o espino (barda) que se metió por la vidriera y rodeó los pies de la imagen, perdiendo sus espinas.

Programa de Actos - Año 2019

fiestas-fitero-virgen-barda-4
Procesión en Fitero con la imagen de la Virgen de la Barda