dia-mundial-diabetes-1

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que va en aumento en los últimos años. El objetivo es dar a conocer las causas, síntomas, complicaciones y tratamientos de esta grave afección.

En 2007, Naciones Unidas celebró por primera vez este día tras la aprobación de la Resolución en diciembre de 2006 del Día Mundial de la Diabetes, lo que convirtió al ya existente Día Mundial de la Diabetes en un día oficial de la salud de la ONU.

La diabetes se produce cuando el páncreas no produce suficiente insulina, o el organismo no utiliza eficazmente la que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en sangre.

Desde 1980 el número de personas con diabetes en el mundo casi se ha cuadruplicado. Y todos los tipos de diabetes pueden producir complicaciones graves e incluso la muerte. En 2012, la diabetes fue la causa directa de 1,5 millones de muertes en todo el mundo.

Gran parte de los casos y sus complicaciones podrían prevenirse manteniendo una dieta saludable, actividad física regular y un peso corporal normal y evitando el consumo de tabaco.

dia-munidal-diabetes

La declaración del Día Mundial de la Diabetes sirve para alentar a los Estados Miembros a crear políticas nacionales para la prevención, tratamiento y atención de la diabetes. Para cumplir el Objetivo de Salud y Bienestar de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, con el que se quiere garantizar una vida sana para todos en todas las edades.

Para conseguir este Objetivo trabaja la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud.

Contra la diabetes, dieta saludable y ejercicio

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre).

Desde 1980 el número de personas con diabetes en el mundo casi se ha cuadruplicado. Se estima que 422 millones de adultos padecían diabetes en 2014, frente a los 108 millones de 1980. Al mismo tiempo, la prevalencia de la diabetes —proporción de personas que sufren una enfermedad con respecto al total de la población en estudio— se ha prácticamente duplicado, al pasar del 4,7% al 8,5% entre los adultos. Esa prevalencia ha aumentado más rápidamente en los países de bajos y medianos ingresos.

dia-munidal-diabetes

Por otro lado, cálculos recientes revelan que, en los países latinoamericanos y del Caribe las tasas más elevadas de prevalencia de la diabetes corresponden a Belice (12,4%) y México (10,7%). Managua, Ciudad de Guatemala y Bogotá mantienen tasas de alrededor del 8% al 10%. Estados Unidos presenta una prevalencia de alrededor del 9,3%, llegando prácticamente al 16% en la frontera méxico-estadounidense.

Todos los tipos de diabetes pueden provocar complicaciones en diversas partes del organismo e incrementar el riesgo de muerte prematura. Además, provoca el aumento de factores de riesgo conexos, como el sobrepeso o la obesidad. En 2012, la diabetes fue la causa directa de la muerte de 1,5 millones de personas, en todo el mundo.

Gran parte de los casos y sus complicaciones podrían prevenirse manteniendo una dieta saludable, una actividad física regular y un peso corporal normal, y evitando el consumo de tabaco.

dia-mundial-diabetes-3

Al declarar el Día Mundial de la Diabetes, las Naciones Unidas alientan a los Estados Miembros a que elaboren políticas nacionales sobre la prevención, el tratamiento y la atención de la diabetes que estén en consonancia con el Objetivo de Salud y Bienestar de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que reclama que se garantice una vida sana para todos en todas las edades.

La agencia de las Naciones Unidas encargada de coordinar el logro del citado Objetivo, así como de velar por la salud pública en todo el mundo, es la Organización Mundial de la Salud (OMS), con sede en Ginebra. En las Américas, la agencia especializada en salud pública es la OPS, la Organización Panamericana de la Salud, que es la agencia especializada en salud del Sistema Interamericano y sirve como la oficina regional para las Américas de la OMS.