fiestas-patronales-san-rafael-hellin-3
Ambiente festivo con motivo de San Rafael en la Plaza de Santa María de Hellín. Fotografía Radio Hellín

La ciudad de Hellín, en la provincia de Albacete, celebra Fiestas en honor a su Patrón benefactor San Rafael, del que existen datos que se remontan al siglo XVI sobre su devoción, durante cuatro días con el 24 de Octubre como día principal. Patronazgo que Hellín comparte junto con la Virgen del Rosario.

Estas Fiestas Patronales está marcada por una serie de actos religiosos, como la solemne misa de campaña que tiene lugar en la plaza del barrio homónimo o la que se lleva a cabo en la Iglesia de la Asunción, terminando el día con la tradicional procesión de regreso a la Ermita.

Estos días de fiestas están marcados por el Mercado Medieval, como evento importante, situado en la plaza de la Iglesia de la Asunción y que cuenta con una gran variedad de puestos con numerosos productos artesanos ambientados en época medieval. Éste se complementa con atracciones y actividades para niños y adultos, danza, personajes de la época y música. Distintas cofradía y hermandades de la Semana Santa hellinera, participan en el Mercado Medieval con la apertura de tabernas.

fiestas-patronales-san-rafael-hellin-10
Mercado Medieval de Hellín

Siguiendo el programa de actos previstos, destaca la inauguración de los trabajos del concurso para la elección del cartel anunciador de la próxima Semana Santa; el Festival de Bandas de Música que se celebra desde el año 2000; el concierto de la Rondalla del Centro de Mayores; la degustación del tradicional ajo de matazón; la exposición del Certamen Nacional de Pintura que data de 2017; actividades taurinas organizadas por la Asociación Taurina de Hellín y el clásico Pregón y algunos pasacalles de rondallas por las calles de la ciudad, entre otros actos.

La devoción de San Rafael en Hellín

fiestas-patronales-san-rafael-hellin-4
Procesión saliendo de la Iglesia Arciprestal de Santa María de la Asunción. Fotografía Radio Hellín

La primera noticia, rigurosamente contrastada, que demuestra la existencia de una fiesta específica dedicada a San Rafael en Hellín data de tiempos de Felipe II y se documenta gracias a un informe enviado al rey por el hidalgo, capitán de los ejércitos de Su Majestad Católica en la Batalla de Lepanto, Francisco Valcárcel y Acuña, que era, a la sazón, el Alcaide Mayor de la fortaleza de la villa y su regidor más importante.

El informe, cuyo manuscrito se guarda en la Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo del Escorial, se fecha el 14 de Enero de 1576 y forma parte de las relaciones geográficas que Felipe II mandó elaborar para conocer mejor el estado de sus reinos. En lo tocante a la estructura religiosa de Hellín, los capítulos 51 y 52 del informe describen lo siguiente:

'Las fiestas que en la villa [h]ay de guardar, e días de ayuno de no comer carne, son las que se mandan guardar por nuestra Santa Madre Yglesia, e demás de aquellas, la dicha villa e vecinos della juraron e tienen devoción de guardar la fiesta de bienaventurado [San] Agustín, por la devoción de la plaga de langosta, y la fiesta del bienaventurado San Roque, [que] se guarda por devoción del mal de la pestilencia, y la fiesta del bienaventurado [San] Rafael, [que se guarda] por la tempestad que solía [h]aber ordinariamente en dicha villa de piedra, con que no se cogían frutos, y después que se celebra la dicha fiesta se [h]a visto que [h]a cesado la dicha tempestad'

fiestas-patronales-san-rafael-hellin-7
Misa de campaña a la puerta de la ermita de San Rafael. Fotografía: Radio Hellín

El documento revela claramente la causa por la cual se instituye la fiesta dedicada a San Rafael en Hellín: la necesidad de proteger la fértil huerta y el campo hellinero de los granizos y tormentas de pedrisco, tan frecuentes en el clima Mediterráneo, que arruinaban la cosecha; de modo que podemos afirmar que la devoción al Santo Ángel nace como consecuencia de su carácter profiláctico. Por lo que recoge el manuscrito, parece que la institución de esta festividad se debió a un voto o promesa de los habitantes del pueblo, quizá formulada a través de los regidores de la villa, y que, una vez cumplida, el campo quedó libre del pedrisco y granizos.

Extraído de 'El Santo Ángel Rafael, Patrón y Protector de la villa de Hellín' por Herbert González Zymla, publicado en la Revista de Estudios Albacetenses

La ermita de San Rafael de Hellín

fiestas-patronales-san-rafael-hellin-9
Exterior de la ermita de San Rafael. Fotografía Ana Ayuste

Se construyó en el siglo XVII.​ Se ubica en una de las colinas de la población de Hellín (Albacete), en el casco antiguo, en lo que fuera la antigua judería, hoy barrio de San Rafael, a cuyos pies se encuentra el denominado Barranco del Judío.​ Es de estilo barroco.​

En ella se encuentra el arcángel Rafael, que es considerado el patrón benefactor de Hellín junto con la Virgen del Rosario. De la devoción al santo existen datos que se remontan al siglo XVI.

En las Relaciones Topográficas de Felipe II, redactadas en Hellín en 1576, se narra la leyenda de que San Rafael lograba evitar las tormentas de granizo que se abatían sobre la ciudad y destruían las cosechas. Por este motivo se mantenía una fiesta en honor de San Rafael, que en la actualidad se celebra el 24 de octubre.

fiestas-patronales-san-rafael-hellin-2
Interior de la ermita de San Rafael. Fotografía Campos Hellín

Programa de Actos - Año 2019

fiestas-patronales-san-rafael-hellin-5
La Reina de las Fiestas de Hellín en el balcón del Ayuntamiento de Hellín. Fotografía: Radio Hellín