feria-santo-tomas-donostia-san-sebastian
Feria de Santo Tomás en Donostia / San Sebastián

Durante la jornada del 21 de Diciembre, día que marca el inicio de la Navidad, la ciudad de Donostia/San Sebastián se transforma en un mercado rural en el que la protagonista indiscutible es la txistorra.

Se instalan más de 200 puestos, repartidos entre las plazas Gipuzkoa, Constitución, Sarriegi, Okendo, Zuloaga, en el Boulevard y las calles Elkano y Txurruka, en los que se pueden adquirir gran variedad de productos alimenticios, artesanos, txistorra, repostería, talo, queso y lácteos, entre otros. Además, también tienen lugar actuaciones de trikitixas, Aizkolaris, pelota, talleres infantiles, exhibición de animales, concursos y música.

En el ámbito del deporte rural se celebran dos pruebas de deporte rural en las que las mujeres son protagonistas. Por un lado se juega el Torneo de Pelota a Mano modalidad femenina con participación de pelotaris de Primera Categoría y por otra un partido mixto comentado.

Además, tiene lugar el Concursos de Espantapájaros y Miel de Donostialdea, ambos en la plaza de Zuloaga. También se celebra el Concurso de Trajes de Baserritarra en el Boulevard de la mano del grupo Axular Dantza Taldea.

Origen e Historia de la Feria de Santo Tomás

feria-santo-tomas-donostia-san-sebastian-1
Feria de Santo Tomás en Donostia / San Sebastián

A mediados del siglo XIX la mayor parte de las fincas rústicas de Guipúzcoa eran cultivadas por arrendatarios que pagaban sus rentas el día de Santo Tomás. El propietario vivía en San Sebastián. Así, el día de Santo Tomás los caseros se desplazaban a la ciudad con el dinero de las rentas y un par de capones y los propietarios, en agradecimiento, les regalaban bacalao y chocolate.

Los caseros aprovechaban su venida a la capital para aprovisionarse de artículos que no existían en los pueblos y para vender los mejores productos del caserío. Así, se hizo necesaria la celebración de una feria, surgiendo la de 'Santo Tomás', en la Plaza de la Constitución Donostiarra.
 

feria-santo-tomas-donmostia-san-sebastian-2
Feria de Santo Tomás en Donostia / San Sebastián

Cuando los municipios guipuzcoanos mejoraron su transporte, la Feria dejó de ser una necesidad. Pero el baserritarra siguió fiel a la costumbre de acudir el día de Santo Tomás a San Sebastián. Y la Feria se mantiene. Ya desde los inicios, era típico comer chorizo frito con pan y los protagonistas de esta fiesta eran los niños, a quienes se les hacían ruidosos regalos.

Sin embargo, esta tradición ha desaparecido con los años, pero se incorporaron novedades que persisten hasta ahora como son el vestirse de 'Casero', imitando los trajes que en su origen se veían en la plaza, y la colocación de puestos de txistorra en la plaza de la constitución por parte de estudiantes para pagarse el viaje de fin de estudios. Cuando la plaza se fue quedando pequeña, se fueron multiplicando los espacios festivos.